Arantza Inostroza, la heredera de la esgrima: “Espero estar en Tokio 2020. Ir a los Juegos Olímpicos es uno de mis sueños”

La joven de 18 años habla sobre la influencia de su familia en su formación, revela que uno de sus objetivos es ganar un mundial y no descarta ir a vivir a Europa o Estados Unidos para perfeccionarse.

La gran participación de Chile en los Juegos Suramericanos de Cochabamba dejó importantes conclusiones, entre ellas, quiénes son los deportistas con buena proyección de acuerdo a la edad y sus resultados. Acá destaca Arantza Inostroza, esgrimista que logró medalla de plata en florete y que acaba de concluir su participación en el mundial de la especialidad disputado en China, donde logró clasificar a la ronda de los 64 mejores. “Quiero ganar el próximo Panamericano de esgrima”, proyecta la seleccionada.

Lograste medalla de plata en Cochabamba, tus primeros Juegos Suramericanos ¿El resultado estuvo sobre tus expectativas?

Siempre fui mentalizada en sacar medalla, porque creo que en Chile somos muy fuertes en florete a nivel sudamericano. Sabía que era posible lograr algo importante, pero fui mentalizada en ir avanzando paso a paso. Y cuando estuve ahí, me di cuenta que sí se puede. Incluso uno siempre aspira a más. Pero es muy reconfortante saber que cumplí mi expectativa en mis primeros Juegos Odesur.

Acabas de disputar el mundial en China, donde en la fase preliminar obtuviste cinco victorias y solo una derrota clasificando a la ronda de 64 mejores. De acuerdo a estos resultados, la vara quedó alta ¿Cuáles son tus próximos desafíos?

Quiero ganar el próximo panamericano de esgrima, donde logré estar dos años seguidos en el podio: tercera y segunda respectivamente, así que espero que el que viene sea primera. Y a largo plazo, me gustaría ganar un mundial. Sé que es muy difícil, porque se compite con países muy fuertes, pero con entrenamiento y constancia todo se puede.

¿Y los Juegos Olímpicos?

Espero estar en Tokio 2020. Ir a los Juegos Olímpicos, es uno de mis sueños. Puedo clasificar por ránking o en el preolímpico, que es donde creo que tengo más posibilidades. Por eso siempre estoy pensando en ellos y espero sacar provecho a todo lo aprendido durante mi carrera y, sobre todo, este año.

Ha sido un año intenso, de muchas competencias…

Muy intenso. Comenzamos el año con una gira juvenil en Europa. Luego el Panamericano en Costa Rica y el Mundial de Esgrima. Después tuvimos la gira adulta, los Juegos Odesur de Cochabamba y ahora el mundial en China. Muchas competencias. Por eso este año decidí dedicarlo por completo al deporte y no entrar aún a la universidad. También uno de mis proyectos es irme a vivir afuera para poder seguir subiendo mi nivel, ya que la competencia fuerte está en Europa y Estados Unidos.

“Mi familia es mi principal inspiración”

Arantza sigue la senda de una familia que ha dejado huella en la esgrima: su padre Luciano, quien la entrenó en sus primeros años, representó a Chile en juegos Panamericanos; su tío Paris participó en cuatro Juegos Olímpicos; y su abuelo Juan fue abanderado en las olimpiadas de Montreal 1976, abriendo las puertas de un deporte hasta ese entonces desconocido para muchos.

¿Cuánto influyó tu familia en tu formación?

Ellos son mi principal inspiración y razón por la que yo practico esgrima. Desde chica iba a ver competir a mi papá y mi tío. Pasaba todo el día en la federación acompañándolos. La esgrima se ha ido traspasando en mi familia de generación en generación y es super lindo que ahora me toque a mí. Ellos siempre están siguiendo mis competencias y entrenamientos. Me retroalimentan con consejos técnicos y mucho apoyo moral. Me encanta que me estén apoyando siempre.

¿A qué edad comenzaste a entrenar?

Partí a los seis años haciendo espada, ya que mi papá practicaba esa modalidad y él era mi entrenador. Luego me cambié al arma de florete y me gustó. En la medida que fui creciendo, los entrenamientos se fueron intensificando. Comencé entrenando dos días a la semana, luego cuatro, ahora seis y algunos en doble jornada. La exigencia fue aumentando en la medida que iba pasando de curso, ya que debía complementar mis entrenamientos con los estudios… no podía descuidar las notas. Creo que lo hice bien porque egresé con un 6,4. El apoyo de mi colegio (Nuestra Señora del Loreto) fue fundamental para mi carrera de deportista.

¿Cuáles son tus principales fortalezas y debilidades?

Mi fortaleza son las ganas que tengo sobre la pista y mucha ambición por ganar. Soy muy perseverante. Pero debo seguir creciendo en la parte sicológica y ser más fría en las competencias. Y en la parte técnica uno nunca deja de ir perfeccionándose.

¿En quién te inspiras?

Una siempre tiene que dejar su propia marca, pero seguí mucho la carrera de Valentina Vezzali (Italia), que ya está retirada. Fue campeona olímpica varias veces (seis medallas de oro en Juegos Olímpicos) y es una verdadera referencia. Ahora está Inna Deriglázova, una rusa actual número uno del ránking mundial. He tenido la suerte de verla en algunas competencias y me gusta mucho su estilo de esgrima… es muy ordenada.

Fotos: Alexis Capetanopulos / IND


También te puede interesar

Galería de Videos

Ver más »

Día del Niño: La importancia del juego y el deporte

La Ministra del Deporte, Pauline Kantor, junto a deportistas del Team Chile, nos invitan a compartir y jugar en familia en el Día del Niño. [...]

Galería de Fotos

Ver más »

Ministra Pauline Kantor visita Región de Magallanes

Diversas actividades realizó la máxima autoridad del deporte entre las que destacó la firma del convenio con la subsecretaria de Turismo para potenciar oferta turística [...]